El Elemento Personal

Cada uno de nosotros tenemos algo especial, un don, El Elemento Personal que nos impulsa, nos define y nos pone en órbita.

Descubrir El Elemento Personal nos puede llevar un tiempo encontrarlo, a veces años. Pero una vez descubierto, cuando lo tengamos delante, lo veremos de manera muy clara. Si lo potenciamos, trabajamos en él, y somos capaces de mostrarlo al mundo, es entonces cuando todo encaja.

El Elemento en las escuelas 🤓

En todas las escuelas esta asignatura debería de ser obligatoria. A lo mejor no debería de ser una asignatura como tal para los niños, sino una habilidad para los profesores. Reconocer el talento, el elemento personal de cada niño, ese tendría que ser uno de los objetivos de los maestros y también de los padres.

Depende mucho de cada escuela, algunas potencian realmente la singularidad. Algunos profesores también saben descubrir el elemento de los más pequeños. También algunos padres saben verlo. Pero lo realmente importante es potenciarlo, ayudar a que ese talento especial sea explotado. No siempre es fácil, incluso no siempre es barato, y está claro que depende de nuestro entorno, no todos los niños tiene las mismas opciones.

En busca del Elemento Personal 🔎

Cada persona tiene su elemento

El día a día se nos lleva por delante. Muchas veces sin ser capaces muchas veces de parar a ver El elemento personal de los que nos rodean. El elemento puedes ser una habilidad para el canto, una sensibilidad especial con los demás. Tal vez sea un talento para las matemáticas, o una destreza para dibujar. Quizás se manifieste como una fuerza increíble para correr, un don para escribir o el ingenio para las ciencias.

Cada ser es único e inigualable, somos especiales 💪, con talentos excepcionales. Si somos capaces de vislumbrar y ponerlos al servicio de los demás, harán que nuestra vida y la de los que nos rodean brille de un modo como nunca habíamos pensado.

Lo que nos pasa en nuestra vida no es lo que nos pasa, sino lo que hacemos con lo que sucede. Ken Robinson Clic para tuitear

Personas que encontraron su elemento pese a todo.

No creamos que encontrar el elemento es sencillo. Cada niño o niña no nace con un botón dónde presionamos y nos dice: «El elemento de este bebé es…» 🤨

En la historia se han dado casos famosos de Elementos Personales. Elementos que se elevaron reveladores y maravillosos para la humanidad. Y algunos de ellos como veréis son ejemplos que llegaron tardíos, pero no por ello menos reveladores.

El elemento de Gillian Lynne.

Gillian Lynne, nacida en 1926, Gillian no tuvo muchas cosas a su favor. No conseguía concentrarse en la escuela. Los profesores instaron a sus padres para verificar un posible trastorno en su aprendizaje. La madre de Gillian la llevo a un psicólogo. Este tras escucharla le dijo a Gillian que esperara fuera mientras hablaba con su madre. El doctor encendió la radio de la sala de espera, y le dijo a su madre que observara a Gillian mientras bailaba alegremente por aquella consulta. La niña simplemente tenía una sensibilidad especial por la danza. El psicólogo recomendó a su madre que la apuntara a una escuela de danza. A los 13 años su madre falleció, aún así Gillian siguió adelante, había encontrado su elemento. Después nació la leyenda de Gillian Barbara Pyrke.

Es la combinación entre el talento razonable y la capacidad de perseverar ante el fracaso lo que nos conduce al éxito. Daniel Goleman Clic para tuitear
El elemento de John Wilson

En octubre de 1931 la vida de John Wilson iba a cambiar radicalmente. Al entrar en clase de química y realizar un experimento rutinario para calentar un recipiente con agua, algo salió mal. Aquel recipiente contenía otra sustancia y cuando John lo calentó con un mechero Bunsen, su recipiente explotó y lo dejó ciego. Tras dos meses en el hospital, la familia de John estaba destrozada, pero él siguió adelante. Incluso en una entrevista años más tarde a la revista Times dijo «ni siquiera entonces me pareció una tragedia»,¿sorprendente no?. Tenía decidido vivir a tope la vida. Aprendió braille, se educó en un reputado colegio para ciegos, fue remero, nadador, músico, actor y un gran orador. Después estudió derecho en Oxford. Pero su elemento aún no se había manifestado.

En 1946, Wilson visitó los territorios británicos de Africa y Oriente Próximo. Descubrió unos tipos de ceguera que afectaban a gran parte de la población. Pero lo más importante es que los causaban enfermedades que podían curarse. John Wilson entregó un informe a la British Empire Society for the Blinde, de la que después sería presidente, que cambió la historia a millones de personas. Bajo la dirección de Wilson, la organización llevó a cabo 3 millones de operaciones de cataratas. Evito que 12 millones de personas más quedasen ciegas. Y proporcionó 100 millones de dosis de vitamina A para prevenir la ceguera infantil. El elemento de John le llevo a ayudar a docenas de millones de personas a evitar la ceguera.

El Elemento. El libro.

Existen libros que nos marcan, este me parece un libro excepcional. Aquí os dejo el enlace al libro que a inspirado este artículo, es uno de esos libros que te llenan. Un libro que te hace pensar de un modo diferente.

 

Una pregunta para el final.

¿Cuál es tu Elemento Personal? ¿Cuándo lo encontraste?.

Déjame tu voto ⭐⭐⭐⭐⭐. O un comentario al respecto. Muchas gracias.